Login / Registro

CEPYME Almonte contra los cálculos utilizados para cerrar el municipio

Desde Cepyme Almonte, organización empresarial integrada en la FOE, se asiste “atónitos a la decisión de cierre de toda actividad no esencial en el término municipal (Almonte, Rocío y Matalascañas)”.

“Siendo respetuosos -dicen- con las decisiones de las autoridades sanitarias y acatando las medidas que se deben adoptar en función al índice de contagios, si tenemos que decir que en base a los datos que tenemos y a las averiguaciones hechas, no estamos en absoluto de acuerdo con la vara de medir utilizada”.

“Sabemos -continúan- que los casos COVID detectados en un municipio, si el ciudadano está empadronado en otro, el caso imputa en ese último, pero ese no es el caso. Almonte es receptor miles de personas que vienen a trabajar a la campaña agrícolas que no están imputadas a ningún padrón y que, como es lógico, están expuestas al contagio. Estas personas se suman a los contagiados empadronados, pero imputan en el padrón oficial según el INE, por lo cual los afectados sobre una población real de entre 35.000 a 40.000 personas, son atribuidas al censo oficial de algo más de 24.000 persona, por lo que el índice de contagios no es real y nos penaliza”.

“Al parecer -manifiestan-es la práctica general en toda España lo que no nos sirve como excusa para la injusticia que se está cometiendo con el pueblo de Almonte”.

“Desde Cepyme -exponen- insistimos en que esta pandemia ha venido para quedarse y que es más fácil prohibir que gestionar, aunque nos comprometemos a acatar las medidas que nos corresponda, pero fruto de la gestión”.

Además, instan a las Administraciones en general,  a que tomen cartas en el asunto y se realice el cálculo de los índices de contagios en base a la población real, medida que se aplaudirá “ya que -aseguran- rectificar es de sabios”.

 

Según, aseguran, “estamos preocupados y nos hacemos eco, como no podría ser de otra manera, de la situación que está viviendo el sector económico de nuestra termino municipal y que vivimos en carne propia”.

“Almonte, entendiéndose que son tres núcleos de población, Almonte, Rocío y Matalascañas, además de esta realidad, también tenemos la singularidad de ser un municipio receptor de mano de obra extranjera para la campaña agrícola. Esto origina el aumento de nuestra población en muchos miles de habitantes, que además unido a las personas que han decidido trasladarse a su segunda residencia en el Rocío y Matalascañas, nos suponga que los casos de COVID en términos absolutos no se correspondan con el índice aplicado por cada 100.000 habitantes ya que debería aplicarse a su población real y solo a la población censada, esto que supone que ese índice calculado es muy superior al que realmente correspondería.”

Así, solicitan que “desde la responsabilidad y la certeza de que aún bien calculados son muchos casos, pedimos a las autoridades sanitarias que dicho calculo lo realicen sobre la población real y que soportemos las restricciones que realmente nos pertenezcan. Sabedores de que el consistorio no tiene competencias en esta materia si pedimos a nuestra administración local que intermedie y haga de altavoz para hacer llegar estas reflexiones a las autoridades competentes ya que como le hemos hecho llegar en varias ocasiones, la situación de nuestro tejido económico, comercio y hostelería en general, y  Rocío y Matalascañas en particular, la situación más que precaria.”

 

X