Login / Registro

Las agencias de viajes exigen ser tenidas en consideración por la Junta de Andalucía en la nueva línea de ayudas a pymes y autónomos

El mantenimiento del cierre perimetral de la región y el incremento de casos de COVID en Andalucía, ponen a estas empresas al límite de sus posibilidades, que hasta ahora no han tenido ninguna ayuda directa por parte del Gobierno de la Junta de Andalucía, como si ha ocurrido en la mayoría del resto de comunidades autónomas.  Así se considera desde la Federación Andaluza de Agencias de Viajes (FAAV), desde donde se advierte que esta situación llevará irremediablemente al cierre de la mayoría de las empresas, caso de no conseguir ser atendidas en sus reiteradas demandas. Muchas de ellas se encuentran ya cerradas y la mayoría en cese de actividad obligado.

Las Agencias de Viajes esperan hacer realidad la petición que vienen realizando en el sentido de recibir ayudas que palien las dificultades económicas que atraviesan, al ser el sector económico más perjudicado por los efectos de la pandemia, dado que la inmovilidad a la que está sometida la población le impide generar recursos. Así lo reflejan los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística en cuanto a caída de facturación y el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones en cuanto a ser la actividad con mayor incapacidad para la reabsorción de empleados en ERTE.

El presidente de la federación andaluza, Luis Arroyo, considera que “es todo un despropósito lo que se está haciendo con este sector que se ha abandonado a su suerte por parte de la Junta de Andalucía, al estar desatendiendo las necesidades que hemos planteado a lo largo de la pandemia, sin que el Ejecutivo nacional haga tampoco nada para remediarlo”.

Desde la Federación recuerdan que desde hace más de diez meses acumulan cuantiosas pérdidas, dado que las restricciones establecidas y la situación en general han frenado la actividad al 95% por la carencia de producto turístico que ofrecer y la nula demanda, lo que ha conllevado el cierre de muchas de estas pymes que en el conjunto de Andalucía dan empleo a 12.000 personas e inciden transversalmente sobre todas y cada una de las actividades turísticas, industria que genera el 15% del PIB en nuestra región.

Según la Federación Andaluza de Agencias de Viajes, la única manera de poder hacer frente a esa realidad es arbitrar ayudas directas a autónomos y a empresas de forma que puedan soportar los próximos meses de parálisis de actividad que aún quedan por delante y que dichas ayudas lleguen en tiempo y forma para que sean de utilidad. “El Vicepresidente y Consejero de Turismo Juan Marín anunció el pasado 6 de diciembre la puesta en marcha de una nueva línea de ayudas directas dotadas con 44 millones de euros para Agencias de Viajes y Hoteles. De momento no tenemos noticias de ellas ni sabemos cuánto podrá corresponder a cada empresa” afirman desde la Federación.

Destacan que en otras comunidades autónomas se está ayudando directamente a las agencias de viajes con cantidades que han llegado hasta los 30.000 euros por empresa y es en Andalucía donde la ayuda hasta el día de hoy es de 0 euros por empresa.

Adicionalmente a las ayudas económicas directas, solicitan una subvención específica para paliar el coste de los avales y seguros de responsabilidad civil que la propia Junta de Andalucía les exige para el desarrollo de su actividad. Los recibos por dichos conceptos ya están siendo girados por las compañías aseguradoras y aumenta aún más la precaria situación económica de las Agencias de Viajes.

“Como tantas veces hemos dicho, las Agencias seremos vitales en la recuperación del turismo y de la economía en nuestra región, pero necesitamos llegar vivas a dicha recuperación. La única manera será a través de las ayudas que las administraciones pongan al servicio del sector más duramente castigado por la crisis”, concluye Luis

X